Reforma Casa Garraf

Este proyecto consistía en reformar una casa adosada de los años 80 situada en la costa del Garraf. Se reformó la cocina, el baño, el aseo, suelos, puertas y pintura.

Se redistribuyó parte de la cocina renovando el mobiliario y cambiando el pavimento, el revestimiento de las paredes y la iluminación. Se buscaron colores neutros y elementos prácticos y actuales.

Tanto en el aseo como en el baño se buscaron tonos tierra. En el baño se reorganizó la distribución dando protagonismo a la ducha. Se hizo un mueble de madera a medida. Debido a las dimensiones del aseo se optó por hacer un mueble de Silestone con forma irregular.
Se instaló parquet en el piso de arriba y en las habitaciones dando más calidez a las estancias. Se eligió un parquet rústico y más bien de tono oscuro.

El salón y el comedor son un espacio abierto delimitado por la escalera que da acceso al segundo piso. Para aprovechar el espacio del salón se hicieron a medida estanterías de pladur.

Se sustituyó la puerta de entrada y una ventana que había en el salón por una gran puerta de entrada de puertas abatibles de aluminio que simula madera, dando así gran luminosidad a la estancia.